Lo infraleve

Excesos en la mirada

20 septiembre 2006

Nuestro último primer encuentro
















Fotos de U.S.

Sin saberlo, de forma prodigiosa, llegan los lazos de Cortázar y Durás. Un extremo se acerca desde París, el otro, mientras tanto, viajaba de Madrid a su casa. Sin saberlo. Quizá sabiéndolo sólo desde dentro, desde lo que no puede verse.
Llegan los hilos, se rozan, se acarician, se entregan y se anudan invadiendo este día de luces de colores.
Este tiene que ser el olor a sorpresa.

1 Comments:

  • At 5:32 a. m., Blogger ybris said…

    ¡Cuánto lazo anuda las distancias que imponen los viajes!
    Afortunadamente.
    Sin esos olores a sorpresa acabaríamos perdiéndonos.

    Besos.

     

Publicar un comentario

<< Home

 
paginas amarillasrestauranteshotelesanuncios clasificadoscursos gratisventa de pisos