Lo infraleve

Excesos en la mirada

31 julio 2006

Con los brazos abiertos

El niño ha vuelto a casa cabreado. Jodido. Con la vida en general, así es él. Otra vez a empezar nosequé. Ahora hay que comprar muebles para el tiempo que sea necesario. Armarnos de paciencia. Volver a pintar con tiza itinerarios que él irá borrando con las zapatillas que acaba de comprarse con el último sueldo del último trabajo precario en el que aguantó otra semana. Cabrones todos. Mierda de mundo. Le tapo por la mañana. Me mira desconcertado. Mira a su alrededor. Estás en casa, le digo. Hostias!, contesta.
Con el tiempo nos reiremos de esto. No?

5 Comments:

  • At 10:41 p. m., Blogger Uno que mira said…

    Con el tiempo.

    Porque es verdad que el mundo está jodido, en general. La cosa está chunga ahí fuera. Y se tarda mucho en aprender a vivir.

    Pero ha vuelto. ¿No? Porque siempre se vuelve.

    Con el tiempo os reiréis de esto y de otras cosas.

    Con el tiempo.
    Un abrazo Ex. Cada vez que te leo sobre esto luego me quedo un rato largo como llovido.

     
  • At 8:57 a. m., Anonymous mOe:) said…

    Seguro que si, pero asi al pronto, hostias, que poca gracia hacen estas cosas :) Soluciona el tema con frialdad empresarial, casi mejor ;) Besotes

     
  • At 10:14 a. m., Blogger ybris said…

    Desde la perspectiva del tiempo dilatado que ya padecí y disfruté -mis hijos también, y siguen- puedo asegurarte que con el tiempo nos vamos, si no riendo de lo pasado, sí aceptándolo como un impuesto de la vida a la estupidez y al egoísmo humanos.
    Parece ser que las cosas a veces se nos imponen y no hay más remedio que no dejarse amilanar.

    Muchos besos.

     
  • At 1:18 a. m., Blogger coco said…

    Sí. Con el tiempo.

     
  • At 10:03 p. m., Anonymous ella y su orgía said…

    Qué sorpresa, pensaba que seguías reflexionando. Pues nada, aquí me tienes, disfrutando de nuevo con tus excesos.

     

Publicar un comentario

<< Home

 
paginas amarillasrestauranteshotelesanuncios clasificadoscursos gratisventa de pisos