Lo infraleve

Excesos en la mirada

09 abril 2007

Desde donde aún estoy

Las serpientes de arena nos comen los pies. Sabemos que estamos soñando, que todo esto no es menos que un sueño mientras avanzamos por la cinta sinfín de la playa. El viento del norte nos seca las lágrimas,
nos abre la boca, impulsa hacia nosotros el metraje de una escenografía fantástica donde cualquier acción sería imposible. Sólo hay que caminar en círculos para apreciar el esplendor en el tráfico urgente y sinuoso
de esta corriente de hebras saladas. El cielo se descuelga en dos costados, en un lado, la luz de atardecer, un presagio de espíritus, en el otro, emerge un plenilunio como un rasgo de exceso. Esto sólo podría pasarnos a nosotros que modelamos tanta eternidad en estos días raros de estar juntos sobre un plano perdido de las pautas, sobre un tiempo sutil y memorable que se ha instalado en medio de la vida. Las serpientes de arena nos comen los pies, enredan nuestras huellas en un encantamiento
que dejará pellizcos de nosotros en este espacio y para siempre.

5 Comments:

  • At 7:37 a. m., Blogger ybris said…

    Estamos soñando pero avanzamos. Viento, cielo, luz sobre los días raros de estar juntos.
    Cuánta belleza para encantar espacios con pellizcos de lo mejor de nosotros mismos.

    Besos

     
  • At 2:06 p. m., Blogger Mondo Gitane said…

    Mare de Deu, no entendí nada, aunque intuyo cierta querencia por los psicotrópicos más salvajes.

     
  • At 11:38 p. m., Anonymous ella y su orgía said…

    Lo malo no son las serpientes de arena, sino los encantadores que las conducen a los pies ajenos.

    Besos orgiásticos.

     
  • At 12:46 p. m., Anonymous mOe:) said…

    ...me empiezan a picar los pies como de querer arena :) BesOtes

     
  • At 8:10 p. m., Blogger libertad said…

    Siempre me gustan tus lugares.
    Un beso fuerte

     

Publicar un comentario

<< Home

 
paginas amarillasrestauranteshotelesanuncios clasificadoscursos gratisventa de pisos