Lo infraleve

Excesos en la mirada

19 febrero 2007

Ahora que vamos despacio no vamos a mentirnos, no?

Te pones manos al habla. Te pones a hablar y de una vez lo dices todo. Y..., bueno, te encuentras ante un espejo. Resulta que tú también andabas de reforma. Entonces, de acuerdo. Que pase lo que tenga que pasar. Que gane lo que sea más fuerte. Eso se salvará. Lo que se extinga es que estaba dedios. Miedo nos da, no vamos a negarlo, pero es inevitable la performance. Se nos abren las puertas del cielo y no podemos hacernos los sordos. Que nos repartan suerte y no nos pase nada malo. Allá vamos los dos juntos, los dos por separado.

5 Comments:

  • At 2:54 a. m., Blogger Uno que mira said…

    Venga vale, que es exactamente por esto por lo que tanto te quiero.
    Asha.

     
  • At 9:00 a. m., Blogger ybris said…

    Juntos o separados, las manos mienten menos que las palabras.
    Y che sarà, sarà.
    Lo que pasa es que el proceso es adictivo.

    Muchos besos.

     
  • At 10:45 a. m., Blogger libertad said…

    Que hablen las manos, que hablen todo, y que sea lo que dios quiera, sí (sobre todo cuando los dos estamos de performance).
    Un beso de verdad

     
  • At 2:01 p. m., Blogger Misántropo said…

    Bendita performance; que lo es.

    Las manos hablan. O mejor:

    "Gritan los dedos,
    tocan los ojos,
    las bocas miran."...Lo dijo el Benedetti, mucho antes que Sabina se lo opropiara.

    Suerte es lo que se pide, desde luego. El valor, como dicen en la guerra, se la supone.

    Ánimo.

    Te he colgao en mi cueva. Espero que no te moleste.

     
  • At 7:09 p. m., Anonymous laorgiaperpetua.com said…

    Ahora que vamos despacio... Desde luego, la lentitud se presta más a las verdades que a las mentiras de la coplilla popular. No obstante, siempre será mucho más dolorosa.

    Besos orgiásticos.

     

Publicar un comentario

<< Home

 
paginas amarillasrestauranteshotelesanuncios clasificadoscursos gratisventa de pisos